Frederique Constant
Frederique Constant

La manufactura ginebrina fue fundada en 1988 por una pareja de emprendedores, Peter y Aletta Stas, a fin de ofrecer relojes suizos de calidad a un precio muy asequible, con el objetivo de democratizar la relojería Swiss Made de lujo. Hoy, la Maison ofrece una gama de modelos de cuarzo, pero también mecánicos y, sobre todo, una colección de 30 calibres diseñados, desarrollados y ensamblados en Plan-les-Ouates, entre los que se incluyen complicaciones como el Tourbillon, el Calendario Perpetuo, el Cronógrafo Flyback, así como un escape de alta frecuencia sin precedentes, el Monolithic, hecho de una sola pieza de silicio.